El Chocolate Amargo Es Nuestro Amigo, Hasta Para Aquellos Con Diabetes (¡Así que adelante, disfruta!)

 Por: Joe Martinez, RPh, PDE, CMS, Fundador y CCO, HMS

 Colaboradora: Emily Simmons

Colaboradora: Paula Rubello

La CDC reporta que el 9.8 por ciento de la población de EUA tiene diabetes. Eso significa que el 9.8 por ciento de la población siempre tiene que tomar decisiones sobre qué comer o no comer. Puede ser deprimente ver la lista tan larga de alimentos que no se pueden comer. Sin embargo, aquí hay buenas noticias que quizás no hayas conocido.

 

¿Sabías que hay algunos tipos de chocolate que son buenos para ti, incluso si eres diabético? De hecho, soy educador de diabetes y estoy aquí para decirte que, cuando se trata de chocolate amargo, digo, adelante y disfruta un poco. En realidad, es saludable en moderación.

 

Hay tres tipos de chocolate: leche, amargo y blanco. Los tres provienen del árbol de cacao. La cantidad de cacao en polvo y la manteca de cacao son lo que diferencia a un chocolate de otro. De los tres, el chocolate amargo tiene la mayor cantidad de cacao en polvo, la menor cantidad de azúcar y contiene polifenoles, moléculas naturales que actúan como antioxidantes.

 

Por todas estas razones, pero especialmente la tercera, el chocolate amargo es la opción más saludable de chocolate. Los polifenoles en el chocolate amargo ayudan a sensibilizar sus células a la insulina. Esta sensibilidad invita a las células a absorber más azúcar de las vías sanguíneas lo que a su vez reduce los niveles de azúcar en la sangre. Incorporar este dulce en el desayuno, almuerzo, cena o, por supuesto, postre puede ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre.

 

 

El chocolate amargo también ayuda a mantener el colesterol, la presión arterial y las enfermedades cardiacas. Sus altas cantidades de antioxidantes evitan que las células se oxiden y causen problemas en su sistema.

 

Puede ser bastante complicado tomar la mejor decisión con tantos productos en el mercado. Aquí hay algunos consejos que evitarán que te duela la cabeza la próxima vez que visites el pasillo de chocolate:

 

Busque chocolate que tenga un contenido de cacao del 70% o más. Cuanto mayor sea el porcentaje, más amargo será.

Siempre, siempre, siempre revise la lista de ingredientes en la “parte posterior” de la etiqueta. Si nunca juzgamos un libro por su portada, tampoco debemos juzgar la comida por su etiqueta frontal.

Los ingredientes se enumeran en orden descendente, lo que significa que los primeros cinco ingredientes son generalmente de lo que está compuesto principalmente el producto. En este caso, el cacao siempre debe ser el primero.

Nunca considere comprar una marca que incluya el azúcar como su primer ingrediente.

Como se mencionó anteriormente, cuanto mayor sea el contenido de cacao, más amargo será el chocolate, entonces, evidentemente, por cuestiones de sabor, se le agrega algo de azúcar. Elija una marca que se especialice en el uso de azúcares sin refinar para mejorar aún más su salud.

Evite el chocolate negro “alcalino” o “holandés” que reduce sus propiedades antioxidantes debido a su procesamiento. Intente encontrar cacao crudo para la forma más pura de cacao. Seleccione chocolate que sea orgánico y que use practicas de comercio justo.

Esto no solo garantiza que está comprando chocolate sin aditivos y productos químicos potencialmente dañinos, sino  también garantiza que el cacao utilizado es producido por compañías que valoran su producto y su gente.

No me malinterpreten, no estoy promoviendo una dieta solo de chocolate amargo. Buena idea, pero no. Además, necesitaría modificar adecuadamente su dieta, medicamentos o ejercicio al cambiar sus elecciones de alimentos, pero como todo lo demás, la moderación y la educación son clave.

1 onza por día, 4-5 veces por semana es lo necesario para su dosis diaria. Si tiene restricciones de dieta, asegúrese de hablar con su médico o nutriólogo sobre cómo incorporar el chocolate amargo en su dieta. ¿Quién sabía que vivir con diabetes podría ser una aventura tan dulce?

Y si lo desea, pruebe una de estas delicias de Healthy Meals Supreme:

Muffins de chocolate amargo con alto contenido proteico

Impresionantes Brownies de Fudge con Proteína de Chocolate Amargo

* Siempre consulte con su médico o profesional de la salud antes de realizar cambios en su dieta o rutina de ejercicios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Spread the love